Una guía para hablar en público: 10 pasos clave

Una guía para hablar en público: 10 pasos clave

«La gente que dispone del sentido de la visión tiene miedo de hablar ante una sala llena de personas. La gente ciega tiene miedo de hablar ante una sala vacía.»

Isaac Lidsky

Hablar en público es uno de los retos de muchas personas. Podríamos echarle la culpa al sistema educativo, aunque lo cierto es que también supone un desafío para personas que provienen de culturas donde la oratoria se practica más, como es el caso de USA.

Para nosotros se trata de un arte que todo el mundo puede aprender. Y como todo arte, mejorarlo es un camino infinito que requiere esfuerzo, compromiso y pasión por ir mejorando.

Para aquellas personas que queréis aprender a hablar en público y/o que queréis mejorar vuestra habilidad, os hemos preparado una guía que os ayudará, en solo 10 pasos, a tener en cuenta las piezas para construir una presentación que impacte, inspire y genere cambios positivos.

En esta guía encontrarás una introducción a los siguientes pasos,

  1. Audiencia
  2. Ethos, pathos, logos, kairos
  3. Miedos
  4. La maldición del conocimiento
  5. Recursos
  6. Storytelling
  7. Presentaciones con Powerpoint
  8. No solo de Powerpoint viven las presentaciones
  9. Conecta con tu audiencia
  10. Disfruta y haz disfrutar

Puedes descargarte la guía aquí mismo:

Y por supuesto, si quieres seguir mejorando tus habilidades de presentación o crear presentaciones que te ayuden a obtener el éxito que mereces, puedes suscribirte a nuestro blog, estar atento a nuestros cursos online y formaciones y, por supuesto, contactar con nosotros.

¿Caminamos juntos hacia el paso 11?

Directos M&T #1:  Cómo comunicar y trabajar desde tu casa

Directos M&T #1: Cómo comunicar y trabajar desde tu casa

«Hay literalmente miles de maneras de coordinar y conectar grupos de personas que no existían hace una generación.»

Seth Godin – 2008

¿Quien nos iba a decir hace unos meses que el mayor impulsor de cambios en las empresas sería un virus llamado COVID-19? Hay efectos negativos como ERTE’s, el confinamiento, el cierre por decreto de muchas actividades económicas, el miedo, el no poder abrazarnos, enfermedad, muerte, estar a las puertas de una crisis económica global y/o que vivamos días de mucha incertidumbre. Y también luces de esperanza, como el hecho que muchas empresas han abrazado a la fuerza palabras tabúes como teletrabajo, que hay una ola de solidaridad, que nos damos cuenta de pequeñas grandes cosas, de realzar el valor de ciertas profesiones que no tenían la debida consideración social (educación, sanidad, etc.) y que está hablándose del impacto ambiental, social y económico que tiene vivir como lo hacíamos antes del COVID-19.

Y en este entorno VUCA, muchas personas están aprendiendo las habilidades y herramientas que implica el teletrabajar. Desde crear un espacio de trabajo en tu casa, con buena luz, comodidad, etc. hasta luchar con el impulso constante de picotear en la cocina. Y en todo este caos e incertidumbre, se ha extendido el uso de herramientas que antes no eran tan populares. Sí, hablamos de Teams, Trello, Slack para organizar proyectos y, por supuesto, de Skype, Zoom, Circles, Jitsi, etc.

Si hay algo que tienen en común todas ellas es que intentan establecer conexión, coordinación, sentimiento de equipo y comunicación entre personas que no están en el mismo espacio. Y eso genera un reto: ¿Cómo nos comunicamos con estas herramientas de teletrabajo y videoconferencia para que tengamos el mismo impacto que si estuviéramos en la oficina? 

Tu capacidad de influencia y comunicación varia según el entorno en que se genere. En online se pierde cercanía, aumentan los estímulos que pueden distraer a tu audiencia y debes adaptar tu forma de comunicar para lograr inspirar e impactar positivamente

En Make&Talk somos personas de acción. Y además tenemos experiencia en esto de teletrabajar, videoconferencias, etc. desde antes de estar confinados. Todo este aprendizaje nosotr@s lo pudimos hacer para coordinar proyectos de consultoría, organizar el equipo de nuestros TEDx e incluso hacer coaching a ponentes que se encontraban en otros países. Por eso hemos querido iniciar una serie de Directos en Facebook  donde compartimos tips para mejorar nuestra comunicación en tiempos de cambio.

En el primero de estos directos hemos compartido como poder trabajar y comunicarnos desde casa como si estuviéramos en la oficina, la cafetería o el espacio de coworking. Porque queremos que, aunque confinados, podamos volver a pasar a la acción y reactivar la economía.

Los conceptos clave que hemos tratado son los siguientes,

Organización

  • Definir a quién vas a dirigirte.
  • Pensar en las posibles necesidades y problemas que pueda tener.
  • Tratar un tema que pueda ayudar resolver esos problemas y necesidades de tu audiencia.
  • Preparar una agenda de lo que te gustaría decir.
  • Investigar qué se ha dicho ya de ese tema e intentar añadir valor, diferenciarte.
  • Hacer una lista de los elementos que necesitas para la comunicación.
  • Definir qué canal vas a usar. ¿Dónde está tu audiencia? Busca el canal (Instagram Live, LinkedIN, etc.).
  • Preguntarte cómo conectarás con tu audiencia.
  • Fijar la fecha y hora en base a los horarios de tu audiencia.
  • Planificar si lo harás solo, con el equipo y/o acompañado de personas expertas.
  • Planifica cómo hacer actividades en un entorno online que es menos flexible que si estamos todas las personas en una sala.

Preparación

  • Ten papel, boli o el elemento que quieras (Evernote, Google Keep, etc.) para tomar notas.
  • Ten agua para hidratarte y evitar ruidos molestos.
  • Dispón al alcance de tu mano todos los materiales relacionados con el objeto de la reunión. Así evitarás levantarte y «abandonar el plano de cámara».
  • ¿Batería a punto de agotarse en mitad de la reunión? Ten siempre los cables de carga, adaptadores, conectores, etc. que puedas necesitar para que la reunión no se interrumpa.
  • Ten el teléfono móvil a mano, aunque acuérdate de ponerlo en modo silencio para que no se escuchen tonos de mensajes, etc.
  • La iluminación es clave. Sabemos que no tenemos estudios de grabación en casa, pero puedes busca lugares iluminados, evitando sombras, etc.
  • Cuida el fondo de tu video. No pasa nada porque muestres que estás en casa. Eso sí, recuerda que todo comunica. Por eso busca un fondo neutro que comunique los valores que pretendes transmitir.
  • Busca un lugar sin ruidos de ambiente.
  • Emplea auriculares auriculares, como los del móvil, para evitar que el audio de la conferencia se escuche con eco a través de tu microfono.

Comunicación

  • Procura situar la cámara a la altura de los ojos. Te recomendamos mirar a la cámara, no a la pantalla del ordenador, ya que ello transmitirá que estás mirando a los ojos de tu audiencia. Y aumentará tu conexión.
  • Sabemos que las primeras veces cuestan. Por eso ayuda realizar ejercicios de vocalización que te ayuden a mejorar tu dicción. También es importante que te esfuerces más en vocalizar y hablar más pausado, ya que las otras personas pueden tener problemas de recepción de audio y, algo muy importante, solo cuentan con la información que reciben de tu audio y de la pantalla. No disponen de toda la información que transmite tu comunicación corporal.
  • Es importante respetar los turnos de palabra, sobretodo en reuniones con muchas personas.
  • Vigila la ropa que te pones. No es lo mismo comunicarte con tus amistades o el grupo del gym virtual, que hacerlo en un entorno profesional. Quizás no hace falta vestirte de traje, sabemos que estamos en casa. Eso sí, no hace falta hacer de la reunión una fiesta de pijamas.
  • Valora si usar maquillaje (o no).
  • Organiza tu mensaje (ten pensado qué vas a decir y cómo lo vas a decir).
  • ¿Naturalidad vs profesionalidad? Estos días es habitual ver reuniones donde aparecen l@s niñ@s, el perro, el gato, etc. No hagas un drama de esto. Si sucede actúa con naturalidad y prosigue la reunión.

¡Esperamos haberte podido ayudar y te esperamos en nuestro próximo Directo Make&Talk: miércoles 8 de abril de 2020 a las 17h!

Cómo comunicar y trabajar en remoto como si estuvieras en la oficina

Cómo comunicar y trabajar en remoto como si estuvieras en la oficina

En el año 2012 trabajaba en la Fundación Euskampus. Desarrollábamos el campus de excelencia de la Universidad del País Vasco. Nuestro equipo estaba deslocalizado: cuatro personas trabajaban en el campus de Bizkaia, con sede en Leioa, dos personas trabajaban desde Francia, una desde San Sebastián y yo misma desde Vitoria-Gasteiz. Os podéis hacer una idea de la importancia de comunicar en remoto en un proyecto de estas características.

Éramos un equipo de alto rendimiento. Un equipo que necesitaba remar en todo momento en la misma dirección, lanzar exactamente los mismos mensajes… Para ello, necesitábamos algo más que videoconferencias, como os podéis imaginar. Trabajar en remoto no necesariamente es hacer reuniones y reuniones cada día. Exige una estrategia, planificación y preparación, no solo del trabajo, sino del equipo.

¿Cómo conseguimos comunicar en remoto?

Por un lado tenemos la planificación y estrategia. Cómo vamos a conseguir trabajar como un equipo sin estar juntos como tal. Hay que tener un plan y este plan tiene que detallar con precisión qué es lo que hace cada uno y qué tareas va a desarrollar. No se trata de fiscalizar el trabajo ni de no tener autonomía o independencia: se trata de saber exactamente qué estás haciendo hoy o mañana o qué evento tendrás la semana que viene, para poder trabajar de forma coordinada.

Esto se consigue de muchas formas pero para empezar, una de ellas es sincronizar los calendarios. Así, los miembros del equipo pueden saber en qué están trabajando los demás. También es crucial la comunicación en el equipo y no me refiero a un grupo de WhatsApp, que también… pero claro, un grupo que sirva para el fin para el que se crea: compartir momentos de trabajo, hacer consultas urgentes… o simplemente enviar un chiste. Ahora bien, ¿funciona WhatsApp para todos los equipos o para todas nuestras comunicaciones? No, ni de lejos.

WhatsApp está muy bien para lo que os digo: comunicaciones urgentes, puntuales, enviar una foto rápida… Pero hace falta otra herramienta que permita trabajar y colaborar en remoto. En aquel momento nosotros lo resolvimos con Dropbox Pro y Evernote Pro. Un disco duro virtual que nos permitía sincronizar archivos y que todos los tuviéramos disponibles en cualquier momento.

Evernote lo utilizábamos para tomar nuestras notas o elaborar y editar documentos de forma colaborativa. Cada proyecto tenía una libreta diferente y los miembros del equipo podíamos aportar en las libretas de los proyectos que no eran nuestros.

Hoy hay otros sistemas y otras herramientas, Slack, Trello… para gestión de proyectos, para conversaciones asíncronas. Hay que ver cuáles son las que más y mejor se adaptan a tu equipo y sus circunstancias porque esta es una decisión clave.

¿Y cómo comunicamos con el exterior?

Porque verse las caras es fundamental, claro… Nosotros las semanas que, por lo que fuera, no teníamos reunión física, quedábamos un día para tomar un café y contarnos en qué andábamos. En aquel momento usábamos Hangouts de Google. Ahora mismo hay decenas de herramientas en el mercado. Seguramente en estos días habrás recibido cientos de notificaciones sugiriendo usar unas u otras. No todas son iguales ni todas sirven para lo mismo. No es lo mismo una herramienta para hacer una videoconferencia que para un taller o una clase. Siempre hay que preguntarse el ¿para qué? de las cosas.

Además, no es lo mismo comunicar en remoto pensando en que hoy tienes una reunión que cuando sabes que no la tienes. ¿No?

Y luego tenemos la comunicación digital, las redes sociales, la web… Tu comunicación debería reflejar tu esencia sin perder de vista su entorno… En estos días raros estamos asistiendo a un despliegue de medios en lo digital bastante importante… pero conviene no entrar en ningún sitio como un elefante en una cacharrería y tener esa planificación y esa estrategia de la que hemos hablado. Pero esto ya es harina de otro costal y merece otro artículo más en profundidad.

¿Cómo os apañáis vosotros? ¿Tenéis alguna estrategia para trabajar en remoto y comunicar este trabajo?

¡Tenemos nuevo curso! Aplausos: consigue el éxito que te mereces

¡Tenemos nuevo curso! Aplausos: consigue el éxito que te mereces

¿Alguna vez te has removido en tu silla al ver a una compañera o compañero hacer una presentación que ha levantado los aplausos de toda la audiencia? Te has alegrado por ella, claro, pero en el fondo de ti había una vocecita que te decía: «tú lo podías haber hecho mejor».

Sé lo que se siente, porque tanto yo como Agustí y Robert hemos estado ahí alguna vez.

Aún recuerdo aquella vez que mi empresa seleccionó a una persona que no tenía nada que ver con mi departamento para contar mi proyecto en un congreso.

Sí, por un lado sentí alivio de no tener que enfrentarme a la audiencia. Pero también sentí rabia e impotencia y, sobre todo, sentí que no se me valoraba.

Sin embargo, aquel congreso cambió mi vida, porque decidí transformarme para que nunca más nadie tuviera que sustituirme al hablar de mis proyectos.

En 2010 empecé a formarme en habilidades de comunicación, que se han complementado con la organización de eventos TEDx y de otro tipo, en los que las ideas de los speakers son fundamentales. Así que no solo me aplicaba a mis propias charlas las técnicas y recursos aprendidos, sino que comencé a ayudar a otras personas a comunicar mejor.

Pero, ¿cuál es el problema? ¿por qué no comunicamos bien?

¿Crees que es por el miedo escénico? Ya te digo desde ahora que no. Desde luego, no es la única razón.

Te voy a poner un ejemplo.

¿Te has fijado alguna vez en las señales de tráfico? ¿Tienes idea de por qué son iguales en todo el mundo?

Sí: las de peligro son triangulares con el borde rojo y el fondo blanco, las de obligación son redondas con el fondo azul, etc.

Son así para que en décimas de segundo tu cerebro pueda identificar de qué señal se trata y no pierda tiempo innecesario en el ruido. Y se centre en identificar cuál será el peligro. En Europa será una vaca o un ciervo, o un reno, si estamos muy al norte, en Estados Unidos o Canadá será un alce y, quizá, en Australia será un canguro. El tipo de animal no es relevante. Lo importante es que podrías toparte con un peligro.

¿Pero qué tienen que ver las señales de tráfico con nuestra comunicación? ¡Todo!

Dice Billy Wilder, el director de películas como El apartamento, Sabrina o Con faldas y a lo loco que cualquier historia necesita una arquitectura estructural, que se olvidará inmediatamente después de ver la película.

¡Bingo!

Esta estructura nos sirve, como pasa con las señales de tráfico, para que nuestra mente no pierda tiempo en buscar un hilo conductor y capte los elementos esenciales de lo que estamos transmitiendo sin darse cuenta.

Es decir, la clave de hacer buenas presentaciones está en que tengan una buena estructura. Y en la práctica, claro. Pero lo fundamental es el esqueleto.

Una casa no se puede empezar a construir por el tejado. Ni tampoco podemos comprar muebles si no tenemos nuestras paredes hechas y no sabemos qué forma van a tener las habitaciones.

Así, si la estructura es la clave, ¿qué estructura es la ideal? La respuesta está en la cultura audiovisual de los últimos 50 años. ¿Cuál ha sido la estructura más repetida en cine, televisión y literatura en estas últimas décadas?

La clave nos la da Joseph Campbell, un antropólogo, que en los años 50 del siglo pasado descubrió un patrón que unía historias mitológicas de todas las culturas humanas, desde Buda hasta Moisés, pasando por Osiris o Prometeo. A este patrón estructural, Campbell lo llamó El Viaje del Héroe.

Pero el viaje del héroe es un patrón demasiado complejo como para poder basar cualquier presentación. Sin embargo, sus elementos básicos que son:

* La aparición de un problema
* La aparición de una figura que nos anima a resolverlo
* Las aventuras para solucionar el problema
* La resolución del problema

sí que se pueden aplicar al 99% de las presentaciones que realizamos en nuestras empresas.

Así, para ayudar a los speakers de nuestros respectivos TEDx con sus charlas, creamos un método, simplificando el viaje del héroe en cuatro pasos, una estructura que puede ayudarte a dar la vuelta a tus presentaciones y a conseguir el éxito que estás buscando.

Plasmamos todo este conocimiento en el nuestro ebook “El viaje del héroe: método en 4 pasos”.

Pero con un libro nos faltaban herramientas: necesitábamos mostrarles a las personas diferentes vídeos, que se puedan descargar material de trabajo, fichas y plantillas, hablarles “al oído” después de determinados ejercicios…

Por eso hemos creado el curso Aplausos: consigue el éxito que te mereces.

Con este curso pisas directamente el acelerador para pasar de 0 a 100 en tan solo 9 semanas.

En este curso encontrarás 9 módulos con contenidos de todo tipo, ejercicios y plantillas para transformar para siempre tus presentaciones.

Es tu momento de actuar. Es tu oportunidad de empezar a construir los cimientos de tu casa y de asentar los pilares de una buena estructura en tu comunicación.

Porque con una buena estructura, te será sencillo conseguir el éxito que te mereces, disfrutar y hacer disfrutar con tus presentaciones, dejar a tu audiencia entusiasmada, obtener el reconocimiento de tus colegas, y, sobre todo, hacer brillar tu talento.

El viaje del héroe en La Casa de Papel

El viaje del héroe en La Casa de Papel

La Casa de Papel es una serie española que, tras su compra por parte de Netflix, se ha convertido en la serie de habla no inglesa más vista de la plataforma.

Convertidos muchos elementos de la serie en símbolos de resistencia, la Casa de Papel narra la planificación y ejecución de los atracos a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y al Banco de España. En ellos, una banda liderada por el personaje de “El Profesor” juega con el tiempo y los recursos disponibles para resistir a los intentos de las fuerzas de seguridad del Estado para detenerles.

La Casa de Papel

A través de las historias de sus distintos personajes, la Casa de Papel reflexiona sobre las miserias y luces de la vida humana, la relación con el dinero, la corrupción, la manipulación informativa, el amor, los valores, etc.

Aunque hay diversos personajes con arcos que podrían ser contemplados, nos centraremos en “El Profesor” (Sergio Marquina/Salva Martín).

El Profesor en La Casa de Papel

Sergio Marquina, “El Profesor”, es un niño que creció escuchando las historias de atracos de su padre hasta que a éste lo matan en uno de ellos. Es entonces cuando descubre que las historias que su padre le contaba eran en realidad los atracos que cometía en la vida real.

Ya de adulto, él y su hermanastro deciden llevar a cabo el atraco que había diseñado su padre: la Casa de la Moneda.

El viaje del héroe de Sergio Marquina, el Profesor

1. El mundo ordinario.

Sergio está dirigiendo el atraco a la Casa de la Moneda desde el exterior, detalle que las fuerzas policiales desconocen. “El Profesor” se responsabiliza de llevar las negociaciones con la negociadora de la policía y de avisar a la banda de atracadores en caso de imprevistos, etc.

2. La llamada a la aventura.

“El Profesor” comienza a relacionarse fuera del ámbito del secuestro con la negociadora de la policía, la inspectora Raquel Murillo.

3. El rechazo de la llamada.

“El Profesor” lo tiene todo planeado y no permite relaciones sentimentales para evitar poner en riesgo la misión. Sin embargo, comienza a tener sentimientos por la inspectora Raquel Murillo. Decide negarlo y seguir manteniendo contacto con la inspectora para intentar extraerle información del caso.

4. Encuentro con el mentor.

En este caso la figura del mentor está algo difuminada. Aunque Sergio tiene en su hermanastro el ejemplo de una persona que le empuja a no estar siempre siguiendo el plan y dejarse llevar por los sentimientos.

5. El primer umbral.

“El Profesor” se encuentra ante la disyuntiva de asesinar a la madre de la inspectora Murillo para evitar que ésta le comunique a su hija datos que revelarían que él es quien está detrás del atraco a la Fábrica de la Moneda.

6. Pruebas, amigos y enemigos.

“El Profesor” tiene que superar diversas pruebas. Desde montar un escenario alternativo cuando es descubierto por el compañero de la inspectora Murillo, hasta buscar la información que tiene la madre de la inspectora, enfrentarse al exmarido de la inspectora e incluso a la propia inspectora cuando ella descubre quien es en realidad.

Entre los amigos que dispone “El Profesor” se encuentra su hermanastro y una banda de rusos que colaboran con él.

Los enemigos son la policía que intenta acabar con el atraco.

7. A la guarida del enemigo.

“El Profesor” va a casa de la inspectora Murillo dispuesto a matar a la madre de ésta para evitar ser descubierto. Finalmente se da cuenta de lo que siente por la inspectora y decide no matarla, borrando las pruebas que le pueden inculpar. En ese momento llega la inspectora y tiene que abandonar el liderazgo del atraco para hacer vida familiar con su familia.

8. La prueba más difícil.

Cuando “El Profesor” acompaña a la inspectora Murillo a la casa de Toledo donde planearon el atraco, se da cuenta que el ex-marido de la inspectora encuentra una prueba que puede delatarle. Por eso decide volver a Madrid con él y enfrentarse para sustraer la prueba. Esto lo lleva a estar detenido, aunque logra que lo liberen gracias a la intervención de la inspectora Murillo.

9. La recompensa.

Cuando la inspectora descubre la identidad de “El Profesor” se enfrentan. Finalmente ella lo libera y él decide confesarle sus sentimientos, indicarle que si le libera irá a liderar el atraco y le da la espalda y se va hacia el coche, estando la inspectora apuntándole con un arma.

10. El camino de vuelta.

“El Profesor” lidera el final del atraco, mientras la inspectora, expulsada del caso, decide buscar la ubicación del escondite del “Profesor”, aún sin saber si lo detendrá o no.

11. Resurrección.

La inspectora reconoce sus sentimientos por “El Profesor” y le deja huir con el resto de la banda.

12. Regreso con el elixir.

“El Profesor” le ha revelado su escondite a la inspectora. Se reencuentran en ese lugar y empiezan una vida juntos.

¿Por qué es interesante el viaje del héroe en esta historia?

Siempre pensamos que los héroes son personas que llevan a cabo grandes hazañas, que logran cambios y se enfrentan a “los malos”. Sin embargo en este personaje, en mitad de la historia de un atraco, su viaje del héroe consiste en una lucha interior por reconocer sus sentimientos, permitirse vivir el amor, poner en riesgo todo por lo que había trabajo y contravenir sus propias normas. Dejar de tener el control de todo lo que sucede.

Cómo afecta la estructura a la moraleja/call to action final

En esta historia se difumina la línea entre el bien y el mal. Si bien podría ser considerado como algo malvado atracar un banco, las historias revelan la humanidad de los atracadores y logra que la audiencia sienta simpatía por ellos, poniendo en el lugar de los “malos” a los teóricos “buenos”: la policía y el sistema. Al mismo tiempo también pone de manifiesto la necesidad de controlar los sentimientos y las emociones para poder llevar a cabo los planes, si bien muestra que al final lo material no satisface a una persona que no tiene sus necesidades y emociones cubiertas.

Aplausos: consigue el éxito que te mereces

Tras el éxito del ebook El viaje del héroe: método en 4 pasos donde, además de destripar otros libros, series y películas que siguen este mismo patrón y desgranamos la arquitectura del viaje del héroe simplificándola en cuatro pasos para que la puedas adaptar a cualquier presentación y te explicamos cómo diseñar a los personajes de tu historia, hemos creado este curso: Aplausos: consigue el éxito que te mereces.

Disfruta y haz disfrutar con tus presentaciones, deja a tu audiencia entusiasmada y consigue el reconocimiento de tus colegas. Haz brillar tu talento en 90 días.
Descubre cómo transformar tus charlas en aventuras para la audiencia incorporando una de las estructuras narrativas más populares: El Viaje del Héroe.

APLAUSOS: CONSIGUE EL ÉXITO QUE TE MERECES

  • 9 lecciones con contenidos exclusivos
  • Sesiones semanales en vivo
  • Acceso a la comunidad Make&Talkers
  • Bonus 1: E-book “El Viaje del Héroe: método en 4 pasos”
  • Bonus 2: Plantilla “Diagrama de personajes”
  • Bonus 3: Plantilla “Rueda de los sentimientos”
  • Bonus 4: Plantilla “El Viaje del Héroe”
¡Estructura tu mensaje!

¡Estructura tu mensaje!

«A veces navegamos con el viento, a veces en contra, pero debemos navegar, no estar a la deriva, ni echar el ancla»

Oliver Wendell Holmes

Cuando sales a la calle, pocas veces sales a pasear sin rumbo. En la mayoría de ocasiones vas al trabajo, al encuentro con una amistad o pareja, etc. Para ello planificas una ruta que te lleve del punto A al punto B. O te la planifican, si eres de las personas que usan un navegador GPS intensivamente.  Entre las múltiples opciones que existen para llegar del punto A al punto B, vas a trazar una ruta en función de si vas a ir en coche, transporte público, andando, etc. y también de si quieres evitar peajes, o ir más rápido, o solo ir en autobús, etc.  Y en toda esta ruta, tu objetivo es claro: llegar al punto B de forma confortable.

Esto que tenemos tan claro para algo que hacemos de forma repetida cada día de nuestra vida, el planificar la ruta, es algo que no siempre se hace cuando preparamos una presentación, una charla o cualquier otra comunicación. Y entonces es cuando ocurren aquellos discursos caóticos, muchas veces interminables y donde no acabas de tener claro qué querían comunicar. Aunque en el caso de la clase política española, por ejemplo, eso ya es intencionado porque se busca aparentar, comunicar, no compartir ninguna idea y dejar al oyente confundido y con la duda de si tienen problemas de comprensión y entendimiento.

 

¿Cuáles son los objetivos de tu mensaje?

En Make&Talk queremos ayudarte para que antes de crear una comunicación planifiques la ruta por la que vas a viajar con tu audiencia para compartir tu idea. Porque queremos que tus mensajes sean claros, inspiren y generen impacto. Y por ello es clave tener una buena estructura de tu mensaje.

Lo primero que debes tener claro antes de iniciar la comunicación es la respuesta a «¿Qué idea quieres compartir?». Siguiendo la analogía viajera, sería equivalente a responder «¿Por qué vas a viajar?». Al igual que respondemos con una frase simple a esta pregunta («por trabajo», «para una cita», «para ir al cine», etc.), también debes ser capaz de responder con una frase simple para definir tu idea. Porque esa será la luz que guiará toda tu comunicación.

La siguiente pregunta a responder es el equivalente a «¿dónde quieres ir?». Cuando inicias un viaje tienes claro que vas a ir a La Habana, a la oficina, al mercado del pueblo, etc. En el caso de la comunicación igual. Debes tener claro si quieres informar de tu idea, generar un cambio en la forma de actuar de quien te escuche, denunciar una injusticia o problema, mejorar el estado de ánimo de quien te escuche haciéndoles reír, etc. Es decir, ¿para qué vas a comunicar tu idea?

Y la tercera fase sería responder a «¿qué quieres que ocurra después de que te escuchen?». Similar a «¿por qué viajas al Delta del Ebro?».

Una vez tienes claro las respuestas a estas preguntas, ya estás a punto para empezar a dibujar las líneas en tu mapa, de encontrar la mejor ruta para ir de A a B. Es como si la brújula hubiera dejado de girar enloquecida y ya tuviera claro dónde están los cuatro puntos cardinales.

 

Estructura del mensaje

Ahora te invitamos a hacer un viaje en el tiempo, a aquella aula de EGB/ESO o cualquiera que fuera el sistema educativo que hayas vivido. En la clase de lengua te explicaban que toda historia tenía una estructura de introducción, nudo, desenlace. Y en Make&Talk nos apasionan los métodos con pocos pasos (como ya sabes en nuestro ebook hemos creado un método en solo 4 pasos para crear historias que sean memorables), así que vamos a respetar las enseñanzas de nuestra infancia. Crea la siguiente estructura para tu mensaje:

  • Introducción: Aproximadamente un 10-20% de la duración de la charla. En esta parte debes exponer el problema/tema que vas a compartir, exponiendo argumentos que expongan la situación actual y la necesidad de algo nuevo, de un cambio, de mejorar, etc.
  • Nudo: En esta parte expondrás los argumentos a favor de tu idea, las posibilidades de cambio que se generan, las oportunidades que se abren…es la parte donde convences a quien te escucha que tu propuesta descansa sobre una base sólida y que en el punto B se vive mucho mejor que en punto A. En esta parte es crucial mantener la tensión narrativa, ya que es una parte extensa (un 60-80% de la duración de tu charla) y, como sabes, captar y mantener la atención en un mundo de redes sociales, ruidos, dispositivos móviles, etc. es un reto al nivel de las mejores epopeyas.
  • Desenlace: En esta parte resumirás lo expuesto y remarcarás los beneficios del punto B respecto del A, lanzando de nuevo el valor añadido por tu idea. Esta parte es clave, ya que es donde acabarás de lograr el objetivo que quieres que ocurra después de que te escuchen.

 

Todavía alguna cosa más 😉

Y en esta estructura clásica, en Make&Talk añadimos tres partes más,

  • La Gran Apertura: Es la primera frase de tu comunicación. Puede ser una pregunta, una frase, una cita o incluso el silencio. Esta primera acción es clave para captar la atención de tu audiencia y lograr que escuchen la introducción y el resto de tu mensaje. Es una frase que te deja con la mismas sensaciones que cuando termina el capítulo de tu serie favorita con el «continuará…».
  • El Discurso Redondo: Es cuando expones en la introducción un ejemplo con el problema que quieres abordar (por ejemplo resolver el sinhogarismo) y en el desenlace recuperas ese ejemplo y personajes, para mostrar cómo vivirían si se adopta tu propuesta.
  • La Llamada a la Acción:  Es la última frase de la estructura. Una frase potente, que resume toda la fuerza de la idea e impulsa a quien te escucha a realizar la acción de cambio que deseas.

Con esta estructura del mensaje puedes salir a comunicar como cuando te citan en un restaurante en Cuba del Vino, que pones el GPS para buscar la mejor ruta para llegar. Porque aunque en el caos se generan muchas ideas, para comunicarlas de forma que inspiren, emocionen y generen impacto, es necesario estructurar el caos para poder ser compartido.