La maldición del conocimiento

La maldición del conocimiento

La maldición del conocimiento es tipo de sesgo cognitivo que se produce cuando nos comunicamos con otras personas y hace que presupongamos que las otras personas tienen conocimientos previos sobre el tema del que estamos hablando.

Todos, absolutamente todos, caemos en algún momento en la maldición del conocimiento y damos por hecho cosas que no deberíamos. En el ámbito profesional lo vemos en los diferentes sectores y el vocabulario que utilizan.

Por ejemplo, en finanzas: turnaround, flujos a futuro…

O en logística: rodillos, góndola…

A marchas forzadas vamos sabiendo lo que es un EPI o una FPP2 o PCR… pero ahora porque tenemos saturación de noticias relacionadas con el covid-19 y se están molestando en explicarnos con minucioso detalle a qué se refieren cuando dicen estas palabras. Hace un mes no teníamos ni idea. Palabras que en sus diversos entornos se dicen de forma común y habitual, pero que fuera de ellos te hacen quedar o como un resabiado o lo que es peor, como un listillo. O, aún peor, que tu interlocutor no tenga ni la más remota idea de lo que estás hablando.

Y es que, una vez que interiorizamos algo, es difícil volver atrás a cómo era cuando no sabíamos de ese tema. Es como si nos pusieran unas orejeras. Y es peor cuanto más sabemos de un tema. Así que si somos expertos en algo, la maldición del conocimiento nos acechará por cualquier esquina.

Es muy difícil salir de la espiral en la que nos mete nuestro propio conocimiento. Yo he trabajado con oradores que no podían reconocer sus propias palabras técnicas y esto, como podéis imaginar, es un problema.

 

¿Cómo romper la maldición del conocimiento?

Como digo, acabar con la maldición del conocimiento no es sencillo y muchas veces requiere de ayuda externa, una suerte de espejo que nos recuerde nuestros inicios, cuando no sabíamos lo que sabemos hoy. Así que no está mal que le pidamos a alguien que nos revise un texto o una presentación. Si somos muy empáticos, podemos intentar ponernos nosotros al nivel de nuestra audiencia. Requiere práctica, pero lo podemos conseguir.

Cómo comunicar y trabajar en remoto como si estuvieras en la oficina

Cómo comunicar y trabajar en remoto como si estuvieras en la oficina

En el año 2012 trabajaba en la Fundación Euskampus. Desarrollábamos el campus de excelencia de la Universidad del País Vasco. Nuestro equipo estaba deslocalizado: cuatro personas trabajaban en el campus de Bizkaia, con sede en Leioa, dos personas trabajaban desde Francia, una desde San Sebastián y yo misma desde Vitoria-Gasteiz. Os podéis hacer una idea de la importancia de comunicar en remoto en un proyecto de estas características.

Éramos un equipo de alto rendimiento. Un equipo que necesitaba remar en todo momento en la misma dirección, lanzar exactamente los mismos mensajes… Para ello, necesitábamos algo más que videoconferencias, como os podéis imaginar. Trabajar en remoto no necesariamente es hacer reuniones y reuniones cada día. Exige una estrategia, planificación y preparación, no solo del trabajo, sino del equipo.

¿Cómo conseguimos comunicar en remoto?

Por un lado tenemos la planificación y estrategia. Cómo vamos a conseguir trabajar como un equipo sin estar juntos como tal. Hay que tener un plan y este plan tiene que detallar con precisión qué es lo que hace cada uno y qué tareas va a desarrollar. No se trata de fiscalizar el trabajo ni de no tener autonomía o independencia: se trata de saber exactamente qué estás haciendo hoy o mañana o qué evento tendrás la semana que viene, para poder trabajar de forma coordinada.

Esto se consigue de muchas formas pero para empezar, una de ellas es sincronizar los calendarios. Así, los miembros del equipo pueden saber en qué están trabajando los demás. También es crucial la comunicación en el equipo y no me refiero a un grupo de WhatsApp, que también… pero claro, un grupo que sirva para el fin para el que se crea: compartir momentos de trabajo, hacer consultas urgentes… o simplemente enviar un chiste. Ahora bien, ¿funciona WhatsApp para todos los equipos o para todas nuestras comunicaciones? No, ni de lejos.

WhatsApp está muy bien para lo que os digo: comunicaciones urgentes, puntuales, enviar una foto rápida… Pero hace falta otra herramienta que permita trabajar y colaborar en remoto. En aquel momento nosotros lo resolvimos con Dropbox Pro y Evernote Pro. Un disco duro virtual que nos permitía sincronizar archivos y que todos los tuviéramos disponibles en cualquier momento.

Evernote lo utilizábamos para tomar nuestras notas o elaborar y editar documentos de forma colaborativa. Cada proyecto tenía una libreta diferente y los miembros del equipo podíamos aportar en las libretas de los proyectos que no eran nuestros.

Hoy hay otros sistemas y otras herramientas, Slack, Trello… para gestión de proyectos, para conversaciones asíncronas. Hay que ver cuáles son las que más y mejor se adaptan a tu equipo y sus circunstancias porque esta es una decisión clave.

¿Y cómo comunicamos con el exterior?

Porque verse las caras es fundamental, claro… Nosotros las semanas que, por lo que fuera, no teníamos reunión física, quedábamos un día para tomar un café y contarnos en qué andábamos. En aquel momento usábamos Hangouts de Google. Ahora mismo hay decenas de herramientas en el mercado. Seguramente en estos días habrás recibido cientos de notificaciones sugiriendo usar unas u otras. No todas son iguales ni todas sirven para lo mismo. No es lo mismo una herramienta para hacer una videoconferencia que para un taller o una clase. Siempre hay que preguntarse el ¿para qué? de las cosas.

Además, no es lo mismo comunicar en remoto pensando en que hoy tienes una reunión que cuando sabes que no la tienes. ¿No?

Y luego tenemos la comunicación digital, las redes sociales, la web… Tu comunicación debería reflejar tu esencia sin perder de vista su entorno… En estos días raros estamos asistiendo a un despliegue de medios en lo digital bastante importante… pero conviene no entrar en ningún sitio como un elefante en una cacharrería y tener esa planificación y esa estrategia de la que hemos hablado. Pero esto ya es harina de otro costal y merece otro artículo más en profundidad.

¿Cómo os apañáis vosotros? ¿Tenéis alguna estrategia para trabajar en remoto y comunicar este trabajo?

¡Tenemos nuevo curso! Aplausos: consigue el éxito que te mereces

¡Tenemos nuevo curso! Aplausos: consigue el éxito que te mereces

¿Alguna vez te has removido en tu silla al ver a una compañera o compañero hacer una presentación que ha levantado los aplausos de toda la audiencia? Te has alegrado por ella, claro, pero en el fondo de ti había una vocecita que te decía: «tú lo podías haber hecho mejor».

Sé lo que se siente, porque tanto yo como Agustí y Robert hemos estado ahí alguna vez.

Aún recuerdo aquella vez que mi empresa seleccionó a una persona que no tenía nada que ver con mi departamento para contar mi proyecto en un congreso.

Sí, por un lado sentí alivio de no tener que enfrentarme a la audiencia. Pero también sentí rabia e impotencia y, sobre todo, sentí que no se me valoraba.

Sin embargo, aquel congreso cambió mi vida, porque decidí transformarme para que nunca más nadie tuviera que sustituirme al hablar de mis proyectos.

En 2010 empecé a formarme en habilidades de comunicación, que se han complementado con la organización de eventos TEDx y de otro tipo, en los que las ideas de los speakers son fundamentales. Así que no solo me aplicaba a mis propias charlas las técnicas y recursos aprendidos, sino que comencé a ayudar a otras personas a comunicar mejor.

Pero, ¿cuál es el problema? ¿por qué no comunicamos bien?

¿Crees que es por el miedo escénico? Ya te digo desde ahora que no. Desde luego, no es la única razón.

Te voy a poner un ejemplo.

¿Te has fijado alguna vez en las señales de tráfico? ¿Tienes idea de por qué son iguales en todo el mundo?

Sí: las de peligro son triangulares con el borde rojo y el fondo blanco, las de obligación son redondas con el fondo azul, etc.

Son así para que en décimas de segundo tu cerebro pueda identificar de qué señal se trata y no pierda tiempo innecesario en el ruido. Y se centre en identificar cuál será el peligro. En Europa será una vaca o un ciervo, o un reno, si estamos muy al norte, en Estados Unidos o Canadá será un alce y, quizá, en Australia será un canguro. El tipo de animal no es relevante. Lo importante es que podrías toparte con un peligro.

¿Pero qué tienen que ver las señales de tráfico con nuestra comunicación? ¡Todo!

Dice Billy Wilder, el director de películas como El apartamento, Sabrina o Con faldas y a lo loco que cualquier historia necesita una arquitectura estructural, que se olvidará inmediatamente después de ver la película.

¡Bingo!

Esta estructura nos sirve, como pasa con las señales de tráfico, para que nuestra mente no pierda tiempo en buscar un hilo conductor y capte los elementos esenciales de lo que estamos transmitiendo sin darse cuenta.

Es decir, la clave de hacer buenas presentaciones está en que tengan una buena estructura. Y en la práctica, claro. Pero lo fundamental es el esqueleto.

Una casa no se puede empezar a construir por el tejado. Ni tampoco podemos comprar muebles si no tenemos nuestras paredes hechas y no sabemos qué forma van a tener las habitaciones.

Así, si la estructura es la clave, ¿qué estructura es la ideal? La respuesta está en la cultura audiovisual de los últimos 50 años. ¿Cuál ha sido la estructura más repetida en cine, televisión y literatura en estas últimas décadas?

La clave nos la da Joseph Campbell, un antropólogo, que en los años 50 del siglo pasado descubrió un patrón que unía historias mitológicas de todas las culturas humanas, desde Buda hasta Moisés, pasando por Osiris o Prometeo. A este patrón estructural, Campbell lo llamó El Viaje del Héroe.

Pero el viaje del héroe es un patrón demasiado complejo como para poder basar cualquier presentación. Sin embargo, sus elementos básicos que son:

* La aparición de un problema
* La aparición de una figura que nos anima a resolverlo
* Las aventuras para solucionar el problema
* La resolución del problema

sí que se pueden aplicar al 99% de las presentaciones que realizamos en nuestras empresas.

Así, para ayudar a los speakers de nuestros respectivos TEDx con sus charlas, creamos un método, simplificando el viaje del héroe en cuatro pasos, una estructura que puede ayudarte a dar la vuelta a tus presentaciones y a conseguir el éxito que estás buscando.

Plasmamos todo este conocimiento en el nuestro ebook “El viaje del héroe: método en 4 pasos”.

Pero con un libro nos faltaban herramientas: necesitábamos mostrarles a las personas diferentes vídeos, que se puedan descargar material de trabajo, fichas y plantillas, hablarles “al oído” después de determinados ejercicios…

Por eso hemos creado el curso Aplausos: consigue el éxito que te mereces.

Con este curso pisas directamente el acelerador para pasar de 0 a 100 en tan solo 9 semanas.

En este curso encontrarás 9 módulos con contenidos de todo tipo, ejercicios y plantillas para transformar para siempre tus presentaciones.

Es tu momento de actuar. Es tu oportunidad de empezar a construir los cimientos de tu casa y de asentar los pilares de una buena estructura en tu comunicación.

Porque con una buena estructura, te será sencillo conseguir el éxito que te mereces, disfrutar y hacer disfrutar con tus presentaciones, dejar a tu audiencia entusiasmada, obtener el reconocimiento de tus colegas, y, sobre todo, hacer brillar tu talento.

Somos #1 en ventas en la tienda Kindle para «retórica y oratoria»

Somos #1 en ventas en la tienda Kindle para «retórica y oratoria»

Apenas tres días después del lanzamiento del libro El viaje del héroe: método en 4 pasos para impactar con tus presentaciones, hemos conseguido posicionarnos entre los libros más vendidos para la categoría de Retórica y oratoria. En concreto somos el número 1 de la tienda Kindle y el número 6 de la librería general.

Es algo que nos llena de orgullo, por supuesto, pero también de agradecimiento a todas las personas que están comprando el libro.

#1 en la tienda Kindle para retórica y oratoria

 

Lanzamos ebook El viaje del héroe: método en 4 pasos para impactar con tus presentaciones

Lanzamos ebook El viaje del héroe: método en 4 pasos para impactar con tus presentaciones

¿Cuántas veces has sentido que tu audiencia se aburría mientras estabas dando una charla? Seguro que unas cuantas…

Esto pasa por varios motivos, pero el principal es porque no has sido capaz de captar la atención de tu audiencia y de mantenerla.  Habrás leído mil veces, en artículos o libros, técnicas para captar la atención de una audiencia, pero pasar del manual a la práctica es diferente.

Nosotros conocemos esta sensación porque la hemos experimentado. Sabemos que no es sencillo captar y mantener la atención de una audiencia y causar impacto con nuestras presentaciones de empresa. Pero, nos hemos hecho esta pregunta: ¿qué tienen en común Arya Stark o Luke Skywalker con nuestras presentaciones?

Pues pueden tener mucho más en común de lo que parece a simple vista. Lo que une a Arya y a Luke son sus historias. Ambas siguen un patrón, una estructura narrativa repetida una y mil veces a lo largo de la historia en todas las culturas. Esta estructura se llama viaje del héroe.

Hemos analizado a fondo el viaje del héroe y sintetizado sus principales hitos para adaptarlo a cualquier presentación corporativa. Utilizando este método, cualquier presentación puede tener el mismo impacto que has sentido viendo Breaking Bad o Juego de Tronos.

¿Qué vas a encontrar en este libro?

  • Más de 100 páginas describiendo la estructura narrativa más utilizada en la cultura mundial.
  • Los personajes arquetípicos que dan vida a estas historias.
  • Las 12 etapas del viaje del héroe y las 4 etapas del viaje del héroe simplificado.
  • 18 ejemplos analizados de series, películas y charlas TED y TEDx.
  • La aplicación de esta estructura a presentaciones corporativas y cómo crear personajes llenos de vida.
  • Plan de acción para aplicar de forma sencilla este método a tus charlas y convertirlas en presentaciones de alto impacto.

Y además, hemos preparado tres plantillas descargables para que puedas seguir todos los pasos y poner en marcha tu propio viaje del héroe:

  • Plantilla gratis descargable para crear tu propio viaje del héroe.
  • Plantilla gratis descargable para crear tus propios personajes.
  • Diagrama gratis descargable de la rueda de los sentimientos.

Compra ya tu ejemplar y recupera el control de tus charlas. Aprende a conseguir el máximo impacto en cada una de tus presentaciones.